Reparación quirúrgica de la Incontinencia

03

Ejercicios de Kegel

Kegel

El suelo pélvico está formado por un conjunto de estructuras fasciales y musculares que se encuentran en la pelvis cerrando la cavidad abdominal por su parte inferior. Actúan como un suelo donde se apoyan, en la mujer, la vejiga, el útero (matriz) y el recto.

¿Qué ocurre cuando los músculos del suelo pélvico no funcionan correctamente?

Cuando estos músculos se debilitan, pierden su función de sostén alterando con ello la estabilidad de las estructuras que se apoyan en él. Ello crea:

    • Incontinencia de orina

    • Prolapsos (vejiga caída, útero caído, recto cáido).

    • Disfunciones sexuales

¿Por qué se debilitan?

Los factores son diversos, pero los más importantes son : embarazo y parto, menopausia, cirugía sobre el periné, factores genéticos, obesidad, tos crónica etc.

Se ha estimado que hasta una tercera parte de las mujeres adultas pueden verse afectadas por alguno de estos problemas.

¿Podemos mejorar la función de la musculatura del suelo pélvico?

En muchos casos sí, con ejercicios de rehabilitación y programas de fortalecimiento de suelo pélvico. Existen unos ejercicios, llamados ejercicios de Kegel porque los describión un médico austríaco llamado Arnold Kegel, que son de gra utilidad como primer paso para fortalecer el suelo pélvico. Encontrará un folleto adjunto describiendo su realización práctica.

Reparación quirúrgica del suelo pélvico

Megaprolapso

¿Qué es el prolapso?

El prolapso de los órganos pélvicos se presenta cuando las estructuras pélvicas (como la vejiga o el recto) sobresalen hacia las paredes vaginales (se “hernian” dentro de aquéllas).

Muchas estructuras pélvicas pueden prolapsarse, aunque los más frecuentes son el útero (“matriz”), la vejiga y el recto.

 

Prolapso para suelo pelvico

¿Qué causa el prolapso?

Habitualmente la causa es un debilitamiento de los músculos o ligamentos de sostén de la pelvis, es decir aquellas estructuras anatómicas que mantienen los órganos pélvicos “en su sitio”. Dichas estructuras se pueden debilitar por el embarazo, el parto, la menopausia, cirugías previas, obesidad, estreñimiento o tos crónicos, etc. Muchas veces, sin embargo, parece ocasionado simplemente por el envejecimiento o factores genéticos.

¿Qué síntomas dan los prolapsos?

Aunque pueden ser asintomáticos, lo más habitual es notar un bulto en la vagina o que aquélla sobresale por fuera del cuerpo, especialmente al realizar esfuerzos. Algunas de las quejas más comunes de las pacientes con prolapso son:

    • Bulto en la vagina
    • Incontinencia de orina o de heces
    • Sensación de peso en la parte baja de la pelvis y la vagina
    • Dificultad para la evacuación de heces
    • Relaciones sexuales difíciles
    • Dolor, irritación o sangrado vaginal

Estas situaciones suelen crear frustración y se tiende a evitar hablar de ellas.

¿Cómo se tratan los prolapsos de órganos pélvicos?

El tratamiento más eficaz para estas situaciones es la cirugía. Otros métodos conservadores como la gimnasia pélvica y perineal o los farmacológicos pueden ser de ayuda, pero de poca eficacia con los prolapsos pélvicos ya establecidos.

La cirugía tiene por objeto volver a colocar las estructuras anatómicas en su posición natural y fortalecer las estructuras alrededor de la vagina. Hoy día, los procedimientos quirúrgicos clásicos tienen una tolerancia excepcional y encuentran una gran ayuda en los materiales quirúrgicos tipo malla. Las mallas ayudan a crear un suelo pélvico nuevo y pueden colocarse a través de mínimas incisiones vaginales o cutáneas.

¿Se requieren cuidados especiales tras la cirugía?

Dependiendo de la cirugía practicada, se precisará un ingreso entre 12 horas y 5-6 días. Los resultados en cuanto a contención de los órganos pélvicos son inmediatos, pero deberá cumplir una serie de normas para conseguir una curación perfecta y así obtener los mejores resultados y no limitar el éxito del procedimiento a largo plazo. Dichas normas son sencillas: evitar las relaciones sexuales, levantar objetos pesado y los ejercicios físicos durante aproximadamente un mes.

No es la única mujer que lo padece.

Recuerde que no es la única mujer que padece un prolapso. Millones de mujeres tienen el mismo problema y es, posiblemente, el procedimiento quirúrgico más practicado por los cirujanos ginecólogos.

No es necesario convivir con un prolapso pélvico y el dolor y la incomodidad que suele producir. Si está molesta, no dude en comentarlo. A pesar de que ningún procedimiento quirúrgico está exento de riesgos, es muy probable que, tras hablar con el médico, encuentre aquéllos totalmente ajustados al beneficio que puede obtener.

Contacto

CEGYMF

Rodriguez Árias 62, Bajo
48002 - Bilbao - Bizkaia
Spain

Tel: 94 444 66 26

Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Website: www.cegymf.com

Mapa

Horarios

Lunes:  09:30 - 13:30 y 15:30 - 19:30

Martes:  09:30 - 13:30 y 15:30 - 19:30

Miércoles: 15:30 - 19:30

Jueves:  09:30 - 13:30 y 15:30 - 19:30

Viernes: 11:00 a 14:30